Preaload Image

Residencia universitaria, femenina y católica 

La Residencia Universitaria Cardenal Spínola es un Centro Educativo de identidad cristiana
que anuncia el amor personal de Jesucristo y educa desde la Pedagogía del Corazón.

Acoge a estudiantes universitarias de grado y posgrado acompañándolas para que lleguen a preguntarse
no solo qué quieren hacer sino qué tipo de personas quieren ser,
y contribuyan así, allí donde estén, a la transformación de la sociedad.

La vida de la Residencia se desarrolla en un ambiente familiar, que, favorece y potencia la relación cordial entre las residentes
y la participación activa en su estructura y funcionamiento.

Pertenece a la Fundación Spínola, obra apostólica educativa de las Esclavas del Divino Corazón.

Residencia universitaria, femenina y católica 

La Residencia Universitaria Cardenal Spínola es un Centro Educativo de identidad cristiana que anuncia el amor personal de Jesucristo y educa desde la Pedagogía del Corazón.

Acoge a estudiantes universitarias de grado y posgrado acompañándolas para que lleguen a preguntarse no solo qué quieren hacer sino qué tipo de personas quieren ser, y contribuyan así, allí donde estén, a la transformación de la sociedad.

La vida de la Residencia se desarrolla en un ambiente familiar, que, favorece y potencia la relación cordial entre las residentes y la participación activa en su estructura y funcionamiento.

Pertenece a la Fundación Spínola, obra apostólica educativa de las Esclavas del Divino Corazón.

Acompañamiento-personal

ACOMPAÑAMIENTO PERSONAL

Ambiente-familiar

AMBIENTE FAMILIAR

instalaciones-nuevas

INSTALACIONES RENOVADAS

BIENVENIDOS

María Isabel Macarro Vera, adc Directora 


Esto que empiezas a leer quiere ser una carta de presentación de la R. U. C. Spínola de Madrid. Digo quiere ser porque es difícil que una carta, y en este caso muy breve, pueda mostrar algo tan vivo como es una Residencia Universitaria.
Empiezo por presentarme y me voy a permitir, además, tutearos. Gracias. Soy Mª Isabel Macarro Vera, religiosa Esclava del D.C. (adc), actualmente Directora de la Residencia. Lo que vaya a decir lo digo no en nombre propio solo, sino en nombre de todos los Educadores de esta casa que, junto con las Residentes, hacemos posible que la Residencia sea precisamente eso: casa.
La Universidad es una de las etapas más interesantes de la vida. En estos años, la orientación que vuestras hijas den a la propia vida, es capital: no solo qué van a hacer sino qué tipo de persona quieren ser; no solo qué estudian sino para qué estudian lo que estudian. Todas las instalaciones, toda la organización y todas las propuestas van encaminadas a lo mismo: que se hagan mujeres de una pieza, que se dice, capaces de enfrentar la vida con competencia y hondura. De ser así, han sido unas grandes universitarias y no han podido vivir mejor estos años decisivos.
Por aquí va la cosa y por aquí va la ayuda educativa que la Residencia ofrece, desde lo que venimos llamando La pedagogía del corazón. En esto llevamos trabajando desde hace muchos años. Pues nada más y… ¡mucho más!
Quedo –quedamos- a vuestra disposición si es que pensáis que la R. U. C. Spínola puede ser la que buscáis para vuestra hija.

BIENVENIDOS

María Isabel Macarro Vera, adc Directora


Esto que empiezas a leer quiere ser una carta de presentación de la R. U. C. Spínola de Madrid. Digo quiere ser porque es difícil que una carta, y en este caso muy breve, pueda mostrar algo tan vivo como es una Residencia Universitaria.
Empiezo por presentarme y me voy a permitir, además, tutearos. Gracias. Soy Mª Isabel Macarro Vera, religiosa Esclava del D.C. (adc), actualmente Directora de la Residencia. Lo que vaya a decir lo digo no en nombre propio solo, sino en nombre de todos los Educadores de esta casa que, junto con las Residentes, hacemos posible que la Residencia sea precisamente eso: casa.
La Universidad es una de las etapas más interesantes de la vida. En estos años, la orientación que vuestras hijas den a la propia vida, es capital: no solo qué van a hacer sino qué tipo de persona quieren ser; no solo qué estudian sino para qué estudian lo que estudian. Todas las instalaciones, toda la organización y todas las propuestas van encaminadas a lo mismo: que se hagan mujeres de una pieza, que se dice, capaces de enfrentar la vida con competencia y hondura. De ser así, han sido unas grandes universitarias y no han podido vivir mejor estos años decisivos.
Por aquí va la cosa y por aquí va la ayuda educativa que la Residencia ofrece, desde lo que venimos llamando La pedagogía del corazón. En esto llevamos trabajando desde hace muchos años.
Pues nada más y… ¡mucho más!
Quedo –quedamos- a vuestra disposición si es que pensáis que la R. U. C. Spínola puede ser la que buscáis para vuestra hija.

Historia y fundadores

Nuestra residencia y la red educativa de la Fundación Spínola forman parte de la obra apostólica de la Congregación de Esclavas del Divino Corazón, fundada por Marcelo Spínola y Celia Méndez. Conoce su trayectoria difundiendo la pedagogía del corazón

1885 · Fundan Las Esclavas del Divino Corazón, destinadas a la educación

imagen de la Casa San Benito donde se fundó la Congregación de las Esclavas del Divino CorazónSiendo Marcelo Obispo de Coria, decide con Celia Méndez fundar la Congregación de las Esclavas del Divino Corazón, una obra evangelizadora que promovía la igualdad de oportunidades para la mujer en todos los estamentos de la sociedad cuando sus derechos estaban olvidados. Su misión era educar desde la pedagogía del corazón, transformando a la persona.

1886 -1903 · La propagación de su obra

Siguiendo los pasos de Marcelo al frente de diferentes Diócesis, la Congregación pasó por diferentes territorios, desde Málaga, Ronda, hasta Corteconcepción, en Huelva. Después Sevilla y Linares, en la provincia de Jaén. En cada uno de los destinos, Marcelo y Celia iniciaron una comunidad de religiosas y también colegios que continuarán difundiendo su estilo educativo, de corazón a corazón.
1925 · Empieza la historia de la Residencia

1926 · Se concede el permiso para la apertura de la Casa

Antes de ser Residencia Universitaria, el espacio fue utilizado como colegio. Más tarde comenzarían los trámites para la Residencia lo que supuso la convivencia entre colegiales y las residentes.

El 1 de marzo de 1926 se coloca la primera piedra de lo que será la Residencia. Este momento fue presidido por el Obispo Eijo Garay.

 

1954 · Nace la Residencia de Señoritas universitarias

El 7 de enero de 1954, el Ayuntamiento de Madrid concede a la Congregación la licencia para la apertura de lo que sería la Residencia de Señoritas Universitarias en la calle Avenida del Valle. 

Evolución de la residencia

En los siguientes años, la residencia sufre diferentes cambios internos y externos debido al contexto en el que se suceden los acontecimientos como por ejemplo la guerra. Fue reedificada y, siguiendo la misión y los valores Spínola, continuó siendo un espacio educativo donde no solo era importante convivir, sino crecer como universitarias.

2014 · Renovación de instalaciones

En 2014 se realiza una renovación de la residencia dando así nuevos espacios comunes, baños individuales en todas las habitaciones y zonas en las que disfrutar más nuestro día a día.

2015 · Se crea la Fundación Spínola
Actualidad